lunes, 22 de noviembre de 2010

HISTORIA


APELLIDOS CON HISTORIA

En esta ocasión hablaremos de una gran Familia de Capataces LOS VILLANUEVA:

La saga de capataces que hoy regenta el apellido Villanueva, comenzó con el tío abuelo, José Francés, con el cual se inició Antonio Villanueva, padre de Manuel y Carlos. El primer año que coge Domingo Rojas con Antonio Villanueva, el Señor Cautivo, se acercó Manolo Villanueva Granados a su padre, comunicándole que su madre estaba de parto. De ese parto nació Carlos Villanueva Granados, siendo Lunes Santo.Manuel comenzó a mandar pasos en la Hermandad de San Benito, demostrando las enseñanzas recibidas por Vicente Pérez Caro, allá por el año 1963, mientras que su hermano Carlos comenzaría con la Hermandad de Jesús Despojado, cuando los costaleros aún recibían jornal por su labor en las trabajaderas.



Y este fenómeno en auge del martillo y la trabajadera, nos hace remontarnos a principios de los años 80, cuando sólo tenían en su haber el martillo del Cautivo, adquiriendo poco a poco y gracias a su trabajo, la recompensa que para ellos supone el ser hoy en día una de las grandes familias de capataces reconocidos.Su afición, les ha convertido en profesionales, tomando sus conocimientos de la escuela antigua y, a su vez sus hijos, Carlos y Antonio, que junto con José Ramón Bonilla, son ahora parte importantísima de esta saga.Su actitud es actuar con la cabeza fría, sopesando y hablando hasta decidir que es lo mejor para las hermandades y si es posible doblar en el mismo día.

Aunque alaban la actitud de los costaleros de hoy, los cuales trabajan igual que lo hacían los llamados profesionales, quizás sea la capacidad de sacrificio la diferencia entre estos y los actuales. Para ellos el costalero es aquel que muestra capacidad y físico para trabajar debajo de un paso, no el que luce el costal.No se consideran dueños del martillo, más bien servidores con la convicción de hacer un buen trabajo que, si no funciona, hay que dejarlo. La profesionalidad de los costaleros, es para ellos sinónimo de espíritu de sacrificio, porque no hay que cobrar para ser profesional, se puede ser perfectamente simplemente realizando un buen trabajo, sobre todo entre costaleros y capataces.Las hermandades en las que ejercen de capataces son Columna y Azotes, Servitas, Virgen de la Alegría, San Bernardo, La Amargura, San Roque, Santa Marta, Santa Genoveva o Gran Poder es sólo parte del currículum de los hermanos Manuel y Carlos Villanueva, otras cofradías que han sacado, que se quedan en el currículum son El Valle, Las Aguas, Los Panaderos, entre otras, capataces por y para Sevilla que llevan el sentir desde los tiempos de su tio-abuelo, continuado por su padre y sus hijos.


Los hermanos Villanueva en la actualidad llegan a doblar al tener dos cofradías en el mismo día. El Domingo de Ramos, mientras que Manuel guia a La Amargura, Carlos hace lo propio en la Hermandad de San Roque y el Lunes, mientras que Carlos está en Santa Genoveva, Manuel lo hace en Santa Marta.En el 2002, también regentan el martillo del Señor del Gran Poder, siendo su estreno en la Madrugá del 2003, aunque Manuel ya había estado con Domingo Rojas a cargo del palio de 1981 a 1985 y, curiosamente, con Carlos en las trabajaderas. También Manuel de 1972 a 1974, estuvo con el Señor de Sevilla junto a Domingo Rojas y el Moreno.

Desde el 2005 también llevan el mando del martillo de la Divina Pastora de Cantillana. El 11 de Abril de 2.007, fallece en Sevilla, Antonio Villanueva Pérez, padre de Manuel y Carlos Villanueva y abuelo de Carlos y Antonio, precursor como hemos dicho anteriormente de esta gran saga de capataces.


Tanto información y fotografías han sido extraídas de la página web ArteSacro.

domingo, 21 de noviembre de 2010

HISTORIA

APELLIDOS CON HISTORIA

Tras un gran parón hoy continuamos con la dinastía de los Santiagos:

Hablar de la Dinastía de los Santiago es hablar con palabras mayúsculas en el arte de "mandar" pasos en Sevilla, porque no hay lugar a dudas que tanto en su momento Manolo, como posteriormente su hijo Antonio, han creado toda una "legión" de seguidores.

Manuel Santiago Gil

Nació en Sevilla el 24 de Mayo de 1930, estando desde muy pequeño unido a la Hermandad de la Exaltación, donde su padre llegó a ser mayordomo. Igualmente, su familia tenía vinculación con el gremio de los zapateros y zapaterías.
Su contacto con el mundo del martillo le viene directamente de su padre, que tenía como amigos a los Ariza, Bejarano o los Franco, siendo con este último apellido y más concretamente con Rafael con quien se estrena como costalero de La Exaltación.

El conocer a Salvador Dorado "El Penitente", le marco en estilo, pasando a ser costalero de La Hiniesta y las Angustias. Precisamente con la Hiniesta es donde se estrena como capataz auxiliar de Salvador, tocando por primera vez el martillo en 1951.

Junto a Salvador Dorado llamó a los pasos de Hiniesta, Amor, Estrella, San Gonzalo, Las Penas, Los Estudiantes, San Benito, Bofetá, San Bernardo, La Sed, Los Negritos, Silencio, Macarena, Los Gitanos, Carretería, o Santo Entierro, aparte de las hermandades de Gloria del Carmen de San Gil, Rosario de la Macarena, Rosario de San Vicente, Rosario de los Humeros, Maria Auxiliadora de Triana, Inmaculado Corazón de María, Mercedes de la Puerta Real, Amparo, Luz y Virgen de la Cabeza.

En 1973 Manuel vivió junto a Salvador Dorado uno de los momentos históricos del "Martillo y el Costal", como fue la creación de la cuadrilla de hermanos costaleros de los Estudiantes. A partir de ese momento y ante el auge de este movimiento, la Resurrección es la primera Hermandad en contratarlo como primer capataz, siendo posteriormente las del Cristo de Burgos, La Paz, La Exaltación, Los Javieres, y fuera de Sevilla la Asunción de Cantillana, y las de gloria, San José Obrero, Inmaculado Corazón de María, Carmen de Calatrava o Virgen del Pilar.

De su garganta parten frases tan escuchadas como emotivas, pero una larga y a la vez penosa enfermedad le fue poco a poco quitando de sus labores, que fue relegando en su hijo Antonio. Un 23 de octubre de 1997 falleció el maestro y con él parte de la historia del andar "de frente", gracias a Dios mantenida por su dinastía.

El lunes 3 de marzo de 2003, se inauguraba en los Jardines de la Parroquia de San Sebastián el Azulejo “Callejón Manolo Santiago”, en honor y en recuerdo del Maestro de Capataces, igualmente ese año se presentaba la Marcha “Legionarios del Porvenir” a cargo de la Agrupación Musical de Nuestra Señora de la Encarnación (San Benito) dedicada al XXV Aniversario de la Cuadrilla de Hermanos Costaleros.

Antonio Santiago Muñoz

Medico de profesión, comenzó de la mano de su padre, Manolo Santiago, a la edad de 12 años y vivió junto a él y Salvador Dorado (El Penitente) el nacimiento de la primera cuadrilla de hermanos costaleros de Los Estudiantes en 1973 y siguió junto a su padre y El Penitente hasta 1977.
En 1978 comparten las cuadrillas de costaleros antiguos (no le gusta llamarlos profesionales) y de hermanos junto a Rafael Ariza, siendo las hermandades del Cristo de Burgos, Macarena y Resurrección las que se encontraban en este ultimo caso.

Actualmente Antonio Santiago y sus auxiliares sacan al Inmaculado Corazón de María y al Cristo de la Misión de Heliópolis, Los Estudiantes, La Paz, Las Penas de San Vicente, Cristo de Burgos, Los Negritos, La Macarena, Resurrección (es fundador de la Hermandad), San José Obrero, Carmen de Calatrava, Asunción de Cantillana, El Pilar, Pastora de Santa Marina y en el 2006 Sagrada Mortaja. El 4 de abril de 2006, Antonio Santiago pronunciará el Pregón del Costalero de la Hermandad de San Esteban.

No podemos olvidar a sus ayudantes: Ernesto Sanguino Gómez, Javier Prieto, Joaquín Rivas Giraldo, Jesús Díaz Cruz, José Javier Jiménez Oyarzabal, o José Luis Bernabé López "El Guindi", Rafael González Mayor, Pedro Ruipérez y Enrique Martínez. Tampoco queremos olvidarnos de los que ya no están en el equipo, caso de Luis Mauriño Antúnez y Cándido Cabello Hernández.


Gonzalo Santiago Gil

Taxista, siempre al lado de su hermano Manolo, supo ser ese auxiliar imprescindible que, a su vez, hacía de enlace con los costaleros y las hermandad. Gonzalo Santiago siempre será recordado como “el pingüino”, el patero de la última y mítica cuadrilla de Salvador Dorado “El Penitente”.
En los últimos años su empeño fue poner en marcha el monumento al Costalero, iniciativa aún por desarrollar a pesar del adelanto de los bocetos y diseños del mismo. Falleció el 25 de junio de 2005.





Antonio Manuel Santiago Cabello

Hijo de Antonio Santiago, llamó por primera vez el martillo de la Paz en la Semana Santa del 2005, aunque su bautizo como capataz le vino de la mano de Alberto Gallardo, que hizo de padrino en el palio de Ntra. Sra. de la Aurora, de la Hermandad de la Resurrección ese mismo año.

Tanto información y fotografías han sido extraídas de la página web ArteSacro.

jueves, 18 de noviembre de 2010

MACARENA

V Montserrat (2/2) Campana 2010 Montserrat Palio Viernes Santo Sevilla

V Montserrat (1/2) Campana 2010 Montserrat Palio Viernes Santo Sevilla

BUEN PALIO Y MEJOR BANDA

MI VIRGEN Y MI PALIO!

noticias


Puertas destrozadas, mobiliario revuelto y objetos robados. El estado de ánimo de los integrantes de la Hermandad del Rocío de Córdoba era ayer de desconsuelo. El motivo: un asalto a la sede de la cofradía, ubicada en el polígono del Granadal, que aparte de culminar con un botín de joyas y dinero que aún se encuentra en tasación, se saldó con numerosos destrozos. "La impresión de llegar aquí ha sido enorme", intentaba describir a mediodía y con tono grave el hermano mayor, Bernabé Jiménez. "Los destrozos han sido grandes, no sé qué buscaban", dijo el portavoz.
Los asaltantes fracturaron con una palanca el cristal de una ventana situada a un metro del suelo para permitir que uno de ellos, de escasa estatura y corpulencia -debido a lo reducido del agujero-, accediera a las instalaciones, confirmaron fuentes del Cuerpo Nacional de Policía. Una vez en el interior, el individuo no necesitó forzar las puertas para permitir el acceso a los demás ladrones, que lograron entrar en el edificio burlando la central de alarmas.
Ya dentro, el grupo dejó un rastro de destrozos por todas las estancias que recorrió. "La vitrina de los recuerdos está desvalijada, faltan las joyas del simpecado, han revuelto multitud de documentos y han abierto todos los cajones que han podido", intentó describir Jiménez. Los ladrones también se llevaron participaciones del número de Lotería de Navidad que juega la hermandad y recaudación de la venta. También entraron al bar de la sede, aunque la caja registradora no tenía recaudación. La hermandad trabajó durante todo el día para intentar tasar lo perdido.
El robo se descubrió a las 09:00, y hasta el lugar de los hechos se desplazó el equipo de Policía Científica, que estuvo más de tres horas recorriendo el lugar en busca de huellas. "Han debido de estar toda la noche, porque el destrozo es muy grande", dijo Jiménez, que apuntó que en algunas dependencias se han encontrado envases de metadona.
En las últimas dos semanas, Córdoba capital ha registrado numerosos robos. Uno de ellos tuvo como escenario el establecimiento McDonald de la avenida del Brillante, y en días sucesivos los ladrones actuaron en bares del centro y de Arroyo del Moro. La sede de Fepamic de la calle María la Judía también centró la atención de los delincuentes, que actuaron igualmente en una joyería de la calle Cruz Conde, a la que accedieron tras realizar varios butrones en un edificio. Aquella madrugada también asaltaron una peluquería. De manera paralela, el Cuerpo Nacional de Policía ha realizado varias detenciones por robos con fuerza en la capital.


by amigos de pachi